Alan García y su soledad en el poder

El presidente es un hombre muy solitario. Y no lo quiere admitir. Lo reveló Yehude Simon, el hasta ahora presidente del Consejo de Ministros, al referirse al mandatario de la Nación, Alan García Pérez.

Su comentario posiblemente se pierda entre los titulares del asesinato del estilista Marco Antonio y de la agonía del periodista deportivo Micky Rospigliosi pero el dato es relevante porque la soledad es un mal enemigo. Y si a eso se le suma el “no sé cuantas horas dormirá” de Simon, tenemos un cóctel peligroso.

Soledad presidencial

Soledad presidencial

Pero, ¿por qué el hombre más poderoso del país tendría que ser víctima de la soledad? Al presidente García familia no le falta. Tiene seis hijos: Carla García Buscaglia, Josefina García Nores, Gabriela García Nores, Luciana García Nores, Alan Raúl García Nores y Federico García Cheesman. Todos ellos con tres mujeres diferentes (Carla Buscaglia, Pilar Nores, Roxanne Cheesman). ¿Aun así es un hombre solitario?

García tiene también una militancia cautiva. Y congresistas que lo blindan. Y ministros que le dicen “chí cheñó”. Y empresarios que lo adulan. Y por si fuera poco (hay que decirlo), también tiene periodistas que lamen cada una de sus frases, y conductores de programas de radio y televisión que le celebran hasta sus (a veces) insípidos comentarios. Muchos de ellos darían la vida por él. ¿Aun así es un hombre solitario?

“Los psicólogos consideran que alguien está solo cuando no mantiene comunicación con otras personas o cuando percibe que sus relaciones sociales no son satisfactorias”, dice en su página web la revista Consumer, y continúa: “ Tres características definen la soledad: es el resultado de relaciones sociales deficientes, constituye una experiencia subjetiva ya que uno puede estar solo sin sentirse solo o sentirse solo cuando se halla en grupo; y, por último, resulta desagradable y puede llegar a generar angustia”.

Entretanto, el Instituto de Terapia Cognitiva (Inteco) de Chile indica que “Sólo en lo últimos años la soledad ha sido considerada como un problema clínico, que requiere de una terapia específica. El tema ha cobrado enorme importancia, ya que tiene una alta incidencia, tanto en la población en general como en personas que presentan algún grado de desajuste. La soledad también se considera como uno de los posibles factores que causan otros desórdenes. Entre ellos depresión, suicidio y graves problemas médicos, como las enfermedades cardiovasculares”.

¿Se animan a acompañar al Presidente?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s