Mi Dios, mi héroe: al pie del cañón

– Y tú…-me dijo mi padre, con una ligera sonrisa- ¿Por qué te pones triste, si el que se va a morir soy yo?

Ese es mi padre. Maestro de las frases espontáneas y de la ironía. Rey de los valientes.

-Todavía sigo fuerte, hijo. Solo que acá…-me dijo, mientras se tocaba la endurecida barriga- el amigo no me deja.  

Ese es mi padre. Al pie del cañón, incluso ante la muerte. Ejemplo  de fortaleza y serenidad hasta en el peor de sus momentos. Hasta “amigo” le dice al cáncer de páncreas que lo consume.

En un descuido de la enfermera que esta tarde lo medicaba, observé las dos pastillas que le hicieron tomar: Morfina 30mg.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s