El otro piloto César Soto

Damas y caballeros, bienvenidos a la maravillosa ciudad de Lima, capital gastronómica del mundo, tierra del seviche, del Pisco 7.7, del pollo a la brasa y de los mariscos, especialmente de los choros y de la concha.

Si se queda en nuestra ciudad, no olvide visitar el Centro Histérico y su famoso Palacio de Gobierno, en cuyo interior habita un presidente que gana gordura y pierde cordura.

Si quiere ir de compras, puede ir a Miraflores. Si está un poco corto de dinero vaya a Gamarra o a Polvos Azules. O sino, diviértase en las suites del Country al compás de melodiosos petroaudios.

Quiero recordarles no olvidar a bordo sus objetos personales traídos a la mano como Ipods, laptops, cámaras digitales, libros, sombreros, bastones, gorras, etc. No nos haremos responsables por los objetos olvidados en el avión. De ellos se encargarán los compañeros apristas y algunos fujimontesinistas.

Quiero recordarles también, al pasar sus controles de Migración y Aduanas, sonreír y pensar bonito para que no le detecten los cincuenta mil dólares que lleva en los forros. Cuando piensa bonito… todo sucede bonito.

Finalmente me gustaría recordarles que la vida es muy corta: indulte rápido, bese lento, robe intensamente y nunca deje de sonreír para que no se den cuenta de lo que realmente está haciendo. La vida tal vez no sea la fiesta que los Crousillat esperaban, pero mientras estemos acá haremos todo lo posible para beneficiarlos. Una vez más, muchísimas gracias por habernos permitido trasladarlo hasta esta maravillosa ciudad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s