El miedo a Ollanta

A una semana de haberse realizado las elecciones presidenciales que terminaron con la clasificación, a segunda vuelta, de Ollanta Humala (Gana Perú) y Keiko Fujimori (Fuerza 2011), el escenario electoral sobre quién será el próximo gobernante peruano sigue tan incierto como en los días previos a la votación.

Lo que sí está totalmente claro –por lo menos para mí- es que la agenda de los candidatos ganadores no puede estar marcada por un candidato perdedor por muy PPkuy que sea y por muy Pacto por el Perú que  tenga; y segundo, hay que trabajar YA en la reducción de la brecha económica entre ricos y pobres.

No lo digo yo. Palabras más, palabras menos, lo han dicho Alejandro Toledo, Luis Castañeda y Pedro Pablo Kuczynski, los tres candidatos que quedaron en el camino: hay que redistribuir la riqueza y los beneficios de tantos años de crecimiento de nuestra economía.

Frente a esta coincidencia de la redistribución, y frente a la gran posibilidad de que el próximo que corte el jamón desde Palacio de Gobierno sea el candidato de Gana Perú, se han intensificado las balas del miedo que se dispararon en contra de Humala en la primera vuelta.

Así, al mensaje de “Ollanta es chavista”, se han sumado los psicosociales más alucinantes en los distritos populosos: si entra Ollanta, te quitará tu casa como ha ocurrido en Venezuela. Si entra Ollanta, todos vestiremos la misma ropa como ocurre en Cuba. Si entra Ollanta vas a tener que compartir tu mujer con el vecino, etc., etc., etc.

La estrategia no es nueva. Ya en los ochentas, cuando el joven Alan García anunció la estatización de la banca, los ricos de entonces (parientísimos de los ricos de hoy) andaban metiéndole miedo a la gente con mensajes como “si hoy dejas que nos quiten nuestros bancos, mañana te quitarán tu carretilla de golosinas”.

La pregunta que muchos se hacen es si esta estrategia del miedo, que no le funcionó en la primera vuelta ni a Castañeda ni a Toledo, será utilizada por Keiko Fujimori en el camino hacia el 5 de junio.

Por lo pronto, el publicista Gustavo Rodríguez sostuvo –en el diario Perú 21- que la hija del sentenciado por lesa humanidad podría “apelar al miedo” como parte de su estrategia electoral. Lo que nadie sabe es si este miedo funcionará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s